lunes, 17 de octubre de 2016

Saltar a la comba


 En clase de E.F. hemos estado saltando a la comba, o la cuerda, y me gustaría comentaros algunas de sus ventajas y animaros a probar en casa.
 Los niños desarrollan grandes habilidades motoras y del lenguaje a medida que aprenden a saltar a la comba. Además de ser divertido, saltar la cuerda también desafía tanto la coordinación como la resistencia. Todo lo que necesitas son algunas ideas de actividades de saltar la cuerda y creatividad para empezar. Aquí os dejo este vídeo con algunas sugerencias y trucos fantástico.


¿Sabías que...? 

 El origen del salto con comba es incierto, aunque hay teorías que lo sitúan entre el Antiguo Egipto y China, comenzando como una actividad entre los artesanos de la cuerda, imitada por los niños como diversión y adoptada por los marineros quienes se encargaron de dar a conocer dicha actividad en sus diversos viajes.

 Saltar la cuerda, no es sólo un juego de niñ@s,  si continuáis leyendo encontrareis muchas ventajas y sin duda otra forma de disfrutar de forma sana y en familia.



 Saltar a la comba es un  ejercicio poderoso, eficaz y consumidor importante de calorías, brincar la cuerda de forma adecuada ayuda al organismo a quemar entre 1.000 y 1.200 calorías por hora. Esto es mucho más que caminar, una sesión regular de pesas e incluso el spinning. Los beneficios son variados: además de la pérdida saludable de grasa corporal, ayuda a desarrollar piernas y glúteos fuertes y atractivos.

 La cuerda además tiene gran impacto benéfico sobre el sistema cardiovascular, además de ayudar a mejorar el equilibrio y la coordinación del practicante. Como todo ejercicio aeróbico, también oxigena el cerebro y contribuye a la posterior relajación natural del cuerpo, durante el periodo de descanso.
Equipo adecuado y algunas restricciones
Para lograr un rendimiento favorable, es necesario contar con el material adecuado. Una cuerda ajustable es lo ideal, ya que la misma no debe sobrepasar el pecho del practicante, sostenida verticalmente por debajo de los pies. Asimismo, al momento de brincar, los brazos deben ir ligeramente pegados a los costados y los mangos de la cuerda firmemente sostenidos. Ropa ligera como playera, shorts y un par de resistentes y bien acolchonados zapatos deportivos son recomendables también.
 Se aconseja que los pies apenas se eleven del piso. Una elevación de 3 a 4 centímetros es más que suficiente, para reducir el impacto en las articulaciones. No se recomienda este ejercicio a personas con problemas de columna, de alta presión arterial y/o padecimientos cardíacos.
Opción saludable a bajo costo
 Hay que considerar entonces esta alternativa como parte de una rutina deportiva, combinándola por supuesto con un estilo de vida y alimentación sanos y moderados. El costo de una cuerda es mucho menor que cualquier equipo de gimnasio y los beneficios son ilimitados. Como en toda práctica deportiva, es conveniente consultar con nuestro médico antes de iniciarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario